Así afecta un ERTE a tu declaración de la renta

Desde el pasado 7 de abril arranco la campaña de la Renta de 2020 y muchos trabajadores fueron incluidos en un ERTE en algún momento del año 2020, esto implica que el contribuyente tenga que hacer la declaración al tener dos pagadores y pagar por las retenciones.

Si estas en este caso, los dos pagadores son la empresa y el Servicio Público de Empleo Estatal, el SEPE, que les abonó una parte del sueldo mientras se estuvo en ERTE, tanto si fue ERTE parcial como ERTE total.

La realidad de esto es que hacienda calculará las retenciones del contribuyente en función de la cuantía total de ingresos que ha tenido en el año 2020. Aun así, el pasar de un solo pagador a dos pagadores puede tener consecuencias sobre todo en las rentas medias ya que puede implicar estar obligado a hacer la declaración o no.

En cambio, cuando se tiene un único pagador solo están obligados a presentar la renta a aquellos contribuyentes cuyos rendimientos del trabajo superen los 22.000€, pero si hay dos pagadores ese límite disminuye hasta los 14.000€ siempre que el segundo pagador, que en este caso sería el SEPE, haya pagado más de 1.500 euros en el conjunto del año.

Otros de los efectos de tener dos pagadores, es que es muy posible que el contribuyente tenga que pagar en la renta de 2020, y el motivo no es otro, que el segundo pagador, el SEPE no ha realizado correctamente las retenciones de las cantidades percibidas.

Cuando unicamente tenemos un pagador, nuestra empresa conoce los ingresos anuales totales del empleado y ajusta las retenciones a esa cantidad total, por lo que en este caso el desajuste es minimo o porque vaya unido a otros elementos de la declaracion, pudiendo salir incluso a devolver.

Pero el problema se platea cuando tenemos un segundo pagador, en ese caso el cálculo se desajusta, y el SEPE aplica la solución más sencilla, o una retención mínima o no aplicar retención.

Aquellos contribuyentes afectados por ERTE deberían de recibir no solo el certificado de retenciones emitido por su empresa, sino también un certificado de retenciones emitido por el SEPE sobre las cuantías abonadas durante el tiempo que estuvo en ERTE, para poder comprobar que las cantidades trasladadas al borrador están incorporadas de forma correcta.

Con estos dos certificados se podrá comprobar las cantidades recibidas por rendimientos del trabajo y aplicar la retención que corresponda en función de los ingresos del contribuyente.

A pesar de que la inmensa mayoría de la gente piensa que esta situación es mala, es todo lo contrario dado que ese dinero ha estado en el bolsillo del contribuyente durante todo el 2020 en lugar de que Hacienda lo haya retenido.

Si tienes dudas llámanos y te asesoraremos 925041262.

© 2020 - Nuño Asesores

Desarrollado por Innovo Comunicación