Cómo ha afectado el Covid-19 a la gestión empresarial

En pocos días se cumplirá un año del estallido de la crisis sanitaria en España provocada por el coronavirus. Si bien el primer caso se detectó el 31 de enero en las Islas Canarias, no fue hasta el mes de marzo con la declaración del estado de alarma cuando la crisis se hizo palpable y azotó a todos los niveles de la sociedad.

En el plano empresarial se experimentó una transformación profunda que hizo que muchas empresas se iniciaran en el teletrabajo, adaptar sus estrategias, modificar sus ideas de negocio o, en los peores casos, a realizar ERTES o incluso cerrar. Los principales cambio que se han producido en la gestión empresarial en este último año han sido:

Reinvención de las empresas

Son muchas las empresas a las que la crisis les ha golpeado fuerte. Para muchas de ellas la salida ha sido la reinvención. Redirigir su negocio y adaptarse a las necesidades actuales ha sido su la única salvación.

Ha habido negocios que se han tenido que adaptar a un formato mucho más electrónico a través de la creación de página web (si no la tenían), tienda online o app de comida para llevar (única opción para la hostelería en algunos momentos durante este largo año), esto ha hecho que este tipo de negocios hayan podido ir sobreviviendo a pesar de las circunstancias.

También, esta reinvención de los negocios ha hecho que en algunos de ellos suban como la espuma, como es el caso de las clases de apoyo (convirtiese totalmente en online) u otros negocios ha descubierto otra manera de tratar a sus clientes, como por ejemplo en el ámbito de la psicología.

Digitalización de las empresas

Tras un año de pandemia, uno de los aspectos que más se ha puesto sobre la mesa es la digitalización. De hecho, según datos publicados el 80% de las empresas la aceleró a causa del Covid-19. Aquellas compañías que disponían de una adopción de la tecnología sólida y adaptable al entorno son las que mejor han sobrevivido.

Muchas empresas se tuvieron que adaptar a la modalidad del teletrabajo en cuestión de días, debiendo adaptar todas las instalaciones a ese medio de trabajo que forzosamente les tocó asentar en las empresas.

Las Administraciones Publicas también se tuvieron que adaptar a las nuevas tecnologías a todo correr y a pesar de que algunas de ellas eran reacias a que ciertos tramites se hicieran de manera telemática.

En definitiva, la crisis sanitaria también ha traído algo positivo (a pesar de todo) y ha supuesto una aceleración de la transformación digital de las empresas y de las Administraciones Publicas siendo favorable tanto para los trabajadores como para las empresas.

© 2020 - Nuño Asesores

Desarrollado por Innovo Comunicación