Pensando en cambiar de asesores

Con la situación que hemos estado viviendo estos últimos meses, los autónomos y Pymes deben contar con una asesoría que no solo les brinde gestión contable o asesoramiento fiscal, también deben contar con una asesoría que se adapte a as circunstancias de cada negocio y de cada circunstancia, para que les aporten la certeza del cambio legislativo en las áreas que les puedan afectar en el desarrollo de su actividad.

Por ese motivo, en este post te explicamos todo lo que debes tener en cuenta a la hora de cambiar de asesoría.

Es normal que se te hagas muchas pregunta, y que pienses que es un proceso muy laborioso, pero estando bien asesorado, ese cambio es mucho más fácil del que piensas.

 

El mejor momento para el cambio

El cambio lo puedes hacer en cualquier momento, siempre y cuando se lo comuniques a tu gestoria actual y revises los términos del contrato que tengas firmado, por si existiera alguna cláusula de permanencia.

A pesar de que el cambio se puede llevar a cabo en cualquier momento, hay ciertos momentos en el ejercicio que son más cómodos para hacer la transición, como puede el cierre de esos periodos, ya sea trimestral o anual. Nuestra opinión, el mejor momento es cuando comienza el año, hacer el cambio de asesoría.

Una vez que has comunicado a las dos asesorías el cambio, es muy importante fijar con cada una de ellas quien se encarga de los temas pendientes o de los procesos que aun estén abiertos durante ese periodo de transición.

Además, tu antigua gestoría, tiene la obligación de facilitarte todos tus datos y garantizar el acceso a tus trámites en todo momento, y más aún, cuando les comunicas la rescisión del contrato.

¿Qué información necesitará mi nueva asesoría?

La información que necesitará va a variar en función del momento del año donde se produzca el cambio de asesoría, y será la nueva asesoría la que te solicite la documentación que necesite según las características y circunstancias de tu negocio.

En cualquier caso, el menos, te deberá facilitar:

  • Declaraciones censales (modelo 036 o 037)
  • Declaraciones de IVA trimestrales y resúmenes anuales presentados
  • Declaraciones de IRPF (pagos fraccionados realizados, declaraciones de la renta, modelos 111 y 190, en caso de haber practicado retenciones a trabajadores o profesionales, modelo 115 y 180, en caso de haber alquilado locales de negocio sujetos a retención)
  • Declaración anual de operaciones con terceras personas (modelo 347)
  • Libros de facturas emitidas y recibidas y contabilidad (libro diario y libro mayor)
  • Escrituras, contratos, nóminas, seguros sociales de trabajadores…
  • Cuentas anuales del Registro Mercantil
  • Impuesto sobre Sociedades (modelo 200)
  • Así como la copia de cualquier impuesto presentado
  • Así como cualquier subvención presentada

Toda esta documentación se puede simplificar mucho con los medios electrónicos que contamos las asesorías y gestorías a día de hoy, nosotros simplificamos al mínimo esa lista de documentación que nos tienes que facilitar, intentando que sea lo menos pesado posible para el cliente.

Ventajas de una asesoría online

Una de las principales ventajas que debe contar cualquier autónomo o pymes es la totalidad de toda la información de su empresa, para ello NUÑO JIMENEZ ASESORES ponemos a disposición del cliente todo lo relacionado con su gestión contable, fiscal y laboral para que en cualquier momento pueda tener conocimiento de la situación.

De esta manera la asesoría online es la facilidad de poder procesar información en un solo clic, con la cercanía de una asesoría presencial y la comodidad de hacerlo desde casa.

Contamos con varios planes de asesoría con la posibilidad de escoger el que más se adapte a tus necesidades siempre contando con el respaldo de la asesoría, bien por vía telefónica, bien por email o de forma presencial en cualquiera de nuestras oficinas.

Llámanos 925 04 12 62!!! Nuestro horario es de 9-19 horas de lunes a jueves y viernes de 9-15 horas.

© 2020 - Nuño Asesores

Desarrollado por Innovo Comunicación