paga-extra-navida

El mes de diciembre es uno de los más ansiados del año. Las vacaciones y la paga doble hacen que este mes sea siempre acogido con una gran sonrisa.

Generalmente los trabadores fijos o con contrato indefinido tienen el derecho de recibir 14 pagas, es decir, una mensualmente y dos más en las fechas que se estipule en el convenio colectivo.

Generalmente las pagas extras se estipulan en navidad y en verano.

El problema llega cuando las empresas no pueden hacer frente a estos gastos y se ven obligados a aplazar el pago. (Decimos aplazar porque como hemos dicho las empresas están obligadas a realizar las pagas dobles, con independencia del resultado económico obtenido).

Desde luego se trata de una medida muy impopular, que puede levantar bastante revuelo entre los empleados. Pero además también puede generar algún problema legal si no se realiza de manera adecuada.

¿Cómo aplazar la paga extra?

De forma consensuada, es decir, los trabajadores tienen que llegar a un acuerdo con la gerencia de la empresa para retrasar los pagos. Generalmente en este consenso se suele estipular las fechas en las que se realizaran los pagos.

Consecuencias de una actuación irresponsable
Si la empresa no actúa de forma correcta y decide tomar una decisión por su cuenta y riesgo se expone a que los trabajadores lleven el problema ante los tribunales.

En este caso la medida se consideraría nula por ser una decisión unilateral y se obligaría a la empresa a realizar el pago inmediatamente a los trabajadores con un recargo del 10% anual. Además el tribunal también puede sancionar a la empresa con multas que oscilan entre los 620 € a 6.250€ si los impagos son habituales.

Una solución para todos

Durante la vida laboral pueden surgir muchos problemas e imprevistos, en Nuño Jiménez Asesores trabajamos para que disfrutes de un ambiente de trabajo adecuado con una asesoría totalmente personalizada. Llámanos e infórmate sin ningún tipo de compromiso.

© 2018 - Nuño Asesores

Desarrollado por Innovo Comunicación