bajamaternidad

Los nuevos papás están de enhorabuena si sus hijos han nacido en fechas posteriores al 5 de julio de 2018. En este caso, todos los padres podrán disfrutar de cinco semanas de paternidad, un pequeño paso que aproxima la igualdad entre padres y madres.

Tras la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado de 2018 y su posterior publicación en el BOE, todos los padres con hijos nacidos a partir del 5 de julio de 2018, tendrán cinco semanas en lugar de cuatro para poder disfrutar de su recién estrenada paternidad. Una medida posible gracias a un acuerdo entre PP y Ciudadanos y que supondrá un incremento en el coste de baja por paternidad de 166 millones de euros.

A pesar de que para muchos esta medida continúa siendo insuficiente, es un gran paso que ha contado con un largo recorrido para su publicación. En 2008 el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero decidió aprobar la ampliación del permiso de paternidad a un mes de duración y caso diez años después los hombres con hijos que nacieron a partir del primero de enero del año pasado, obtuvieron dicho permiso.

La ampliación de esta baja no ha dejado indiferente a nadie. Algunos expertos apuntan que esta medida puede llegar a ser tomada como una medida de represión entre empleados y empresarios. Sin embargo, las solicitudes de permisos de maternidad y paternidad ha disminuido considerablemente. Entre los años comprendidos en 2007 y 2016 hubo un total de 158.000 bajas más de mujeres que de hombres, cifra que en 2016 se diferencia por 34.000 bajas. Esta tendencia continua, dejando datos en enero de 2017 de 122.183 bajas de paternidad, frente a 134.726 bajas maternales.

Otra de las grandes noticias que trae la aprobación de esta ley supone ampliar de forma progresiva dicho permiso hasta alcanzar las 16 semanas en el año 2024, momento en el que se estima una igualdad plena entre mamás y papás.  Además, esta medida también favorecerá a los padres que acojan o adopten.

© 2018 - Nuño Asesores

Desarrollado por Innovo Comunicación