NUÑO JIMÉNEZ ASESORES

Hoy en día lanzarse al emprendimiento no sólo supone un nuevo camino profesional y un giro en nuestras expectativas laborales, sino que además es todo un reto personal. Pasar de ser trabajador por cuenta ajena a tener un negocio bajo nuestra responsabilidad es un cambio de 360º. Si te encuentras en un momento de reflexión y estas valorando pros y contras para lanzarte al mundo empresarial, hay algunas cosas que debes tener en cuenta antes de abrir tus puertas al mercado.

  • Tomar la decisión de crear tu propio negocio es una decisión compleja y que requiere una involucración a todos los niveles, profesional, económica y personal.
  • Establece tus objetivos y metas. Es lo primero que debes hacer. Uno de los errores más frecuentes en el emprendedor novato es plantearse un negocio como una salida rápida para obtener ingresos de forma fácil. Es importante que sepas que lograr el éxito y afianzar un negocio es una tarea constante que requiere tiempo, mimo y dedicación. Lograr pasar la barrera del punto cero, es decir, lo que entra por lo que sale, dependiendo del sector al que te dediques puede llevarte los dos primeros años de trabajo, por eso es fundamental el siguiente punto.
  • Mide y analiza todo lo que haces. Aunque todavía no tengas beneficios, es imprescindible que elabores una curva de crecimiento que te permita valorar y analizar tu propia evolución. Los beneficios no llegan de forma inmediata, pero debes cuidar las pérdidas para que no te encuentres demasiado tiempo en negativo. Debes tener cubierto todos los gastos para poder llegar a la estabilidad que necesitarás para lograr ir avanzando en el mercado.
  • Estudia y analiza a tu competencia. Sí, es fundamental que sepas qué hacen otras empresas de tu mismo sector, cómo lo hacen y con qué bazas juegan. Es una labor de espionaje al estilo James Bon que todo empresario debe hacer. Lo recomendable es que antes de dar el primer paso al mundo del emprendimiento hayas hecho un minucioso estudio de mercado y que posteriormente sigas la trayectoria de tus competidores para que puedas medir tus resultados y marcarte objetivos realistas, evitando que la ambición o el conformismo acaben mermando tu proyecto.
  • Crea un equipo de calidad. Rodéate de profesionales en los que creas y que sean de tu plena confianza. Incentívalos y delega en ellos, haz que se sientan parte de tu proyecto involucrándolos en el negocio. Trabajar rodeado de personas competentes te ayudará a poder alcanzar tus objetivos. Dos cabezas piensan mejor que una sola.
  • Busca siempre la satisfacción de tus clientes. No tengas miedo a comerte un poquito tu margen de beneficios si fuera necesario. Un cliente contento siempre será tu mejor comercial, es mucho mejor que hablen bien de ti a que tu hables de lo bien que lo haces, no lo olvides.
  • Gestiona bien el tiempo. Es muy importante que seas una persona sumamente organizada para que no acabes inmerso en un completo caos. Realiza de forma diaria una lista de tareas y priorízalas. Esta rutina te permitirá medir tus propios tiempos, los plazos y la efectividad de cada miembro de tu equipo.
  • Establece un plan de marketing. Haz un plan de acción pensado en tus clientes potenciales. Debes recordar que cada negocio tiene un target al que se dirige y por tanto todos tus mensajes y todo tu esfuerzo debe estar dirigido a cubrir sus necesidades. Descubre el nicho que quieres explotar y adéntrate en él. No se trata de inventar la rueda, si no de poder ofrecer una perspectiva mejor.
  • Especialización. A todos nos gustaría llegar a muchos públicos, servicios o productos, pero cuando tienes una gran variedad de servicios puede tener un efecto negativo, puedes acabar diluyendo mucho tu tiempo y esfuerzo sin lograr lo más importante, ser especialista en eso que vendes. Por lo tanto, busca la especialización tanta fuera de tu empresa como dentro con tus empleados.
  • Invierte. No tengas miedo ni reparo cuando hayas supera esos primeros meses más limitados de recursos en invertir en formación y especialización. Forma continuamente a tu equipo y a ti mismo. El mercado es algo vivo, cambia constantemente y es mucho más fácil de lo que piensas quedarse obsoleto.

En Nuño Jiménez Asesores apoyamos el emprendimiento y los pequeños empresarios, diseñando planes totalmente personalizados. Si quieres montar tu propio negocio no dudes en llamarnos, estaremos encantados de ayudarte para que tu sueño se haga realidad. ¡Te esperamos!

© 2018 - Nuño Asesores

Desarrollado por Innovo Comunicación